SOBRE REFLEXIONES (PERSONALES) INCIERTAS Y PERCEPCIONES (CULTURALES) DISPERSAS

College_tumblr_n4nihlKF2V1rsxqqio1_500

‘College’, Buster Keaton.

Incomprensiblemente y desde hace algunos meses, no consigo desprenderme de un estado repetitivo de dispersión y nebulosa mental, de reflexiones nirvánicas (algunas sin pies, o sin cabeza), que espero justificar por esta primavera inestable y huidiza. Una dispersión que me parece generalizada por una idiosincrasia política extraña (autonómica, municipal y estatal), hasta hace poco impensable y no carente de ciertos momentos absurdos, que han ido contaminando nuestro entorno social, un entorno que mira de salir adelante, ya cansado por entender esas situaciones. E inevitablemente, el sector cultural, también se ve afectado por esta neblina de incertidumbre.

Aquí comento alguno de estos pensamientos dispersos y confusos, con la sola intención de compartirlos, para darles sentido o para que el viento se los lleve tal y como han llegado:

1. DEL 0 AL 100%, El ADACOULISMO ESTÁ DE MODA.

Ahora es tendencia política experimentar con los procesos de participación. En muchos ayuntamientos, se está imponiendo como una fiebre preguntar a los ciudadanos sobre muchas cuestiones relacionadas con los intereses de su población, una oportunidad para aglutinar opiniones… Y esto no está nada mal, por supuesto! Pero como en muchas de estas iniciativas innovadoras, es conveniente que pase por un período de prácticas. Y en Cultura tenemos muchos ejemplos de gestión comunitaria con larga trayectoria en procesos participativos, pero una cosa es ese contexto y la otra imitar el modelo y trasladarlo a otras realidades el patrón de las cuales nada tiene que ver… ¿Es posible emprender un proceso participativo desde la administración sin una complicidad previa, con poca o ninguna planificación y/o no haber tratado de romper prejuicios de uno y otro lado? Después pasa lo que pasa, que a veces algunas entidades implicadas sacan cucharada de esta ‘urgencia’, la administración irá alimentando gastos de programas, espacios, producción o lo que haga falta, y se habrá generado un gasto público que posiblemente no repercuta en todo el mundo… todo sea para decir que se ha llevado a cabo este proceso participativo! Y está pasando, y no tiene sentido que mande la urgencia. Hace falta planificación, hay que marcar criterios y practicar, pactar, reformular y tiempo de aprendizaje, de transición, de implicación ciudadana en todos los barrios y de todos los niveles sociales, y no pasar de la práctica 0 a 100% sin paradas ni destinos.

Procesos como Quin Grec volem? Quin Mercat volem? del Ayuntamiento de Barcelona, o Cívic Tarraco que propone formular ideas para el patrimonio romano de la ciudad de Tarragona, o el Ayuntamiento de Esplugues de Llobregat para el Presupuesto Participativo Municipal donde, por ejemplo, se pide mejorar la accesibilidad del casal de Cultura.

Y aquí un interesante texto con reflexiones sobre el modelo de Sociedad Participativa.

2. LA ADMINISTRACIÓN, EL COLEGA DEL TERCERO SEGUNDA.

¿Cuál sería la primera medida política y estratégica que se acostumbra a tomar en estos casos? Identificar a los sectores que puedan beneficiar este tipo de políticas (en nuestro caso culturales) y establecer colaboraciones, colaboraciones que tenderán a adoptar sus lenguajes y espacios… ¿Se estará llegando a la institucionalización del espacio público? (me temo que sí…)

Hay un caso evidente, el lenguaje rompedor y reivindicativo del street art, que está siendo requerido por las instituciones como herramienta artística de trabajo colectivo y transformación social, y que ahora las tendencias urbanas están convirtiendo en un elemento estético relevante en las ciudades… y se hace atractivo para los circuitos más comerciales, como la publicidad, el turismo o la festivalización, o como objeto de valor mercantil, o patrimonial (mal entendido) susceptible de encerrarse en un espacio museístico (el caso de Blu y Bologna).

Si la institucionalización en nombre de esta moda política de poner en práctica y normalizar espacios de encuentro, espacios de entendimiento o procesos participativos, comporta ‘institucionalizar’ estos espacios informales, ¿donde quedará la improvisación, la expresión creativa y la libertad fuera de los circuitos establecidos?

gestora dispersa

Aquí un texto reciente sobre street art como instrumento de gentrificació y limpieza de Lucia Lijtmaer

3. ¿LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA VERSUS EL OSTRACISMO TÉCNICO?

Muchas políticas de gobiernos municipales de izquierdas han visto en la gestión ciudadana y en los procesos participativos una oportunidad para acercarse a su ciudadanía. Y cada cual con más o menos gracia se ha ido poniendo, algunos por convicción y otras por oportunismo político. ¿Y que ha pasado? Pues que muchos han hecho tabula rasa y se están cargando esquemas del pasado, construidos y avalados por sus propias políticas a lo largo de casi 40 años de democracia. Y ojo, se escuchan al ciudadano (no entraré en valorar los motivos), pero en bastantes casos será el técnico quien reciba, porque será él a quien carguen con el peso de este bagaje pasado, se convertirá en el cabeza de turco de turno. ¿De qué modo? Pues muy fácil, obviándolo de estos procesos, como si fuera el obstáculo que no deja funcionar la nueva maquinaria, y convirtiéndolo, con suerte, en el ejecutor (pronunciar con fonética inglesa) de las decisiones ya tomadas.

¿Qué puede estar pasando? Posiblemente varias cosas a la vez, 1. confundir conceptos: no es lo mismo gestión comunitaria, gestión ciudadana y procesos participativos. Sí es cierto que los procesos participativos son los ejes vertebradores de la gestión comunitaria y la gestión ciudadana. 2. la participación ciudadana vende, está claro, así que el modelo participativo se marketiniza. Y todo sea por las ventas, el cliente siempre tiene la razón! … Pues no. La responsabilidad es compartida y el aprendizaje ha de ser colectivo y con todas las partes (políticos, técnicos y ciudadanía): éste es un proceso work in progress, un cambio de modelo, no un irse de madre. Y 3. No caigamos en la trampa de que la cultura es más permeable que las ciencias, la salud o la ingeniería, que en el sector hay buenos profesionales, gestores con experiencia que conocen las realidades del territorio y pueden facilitar los procesos de acompañamiento.

Un ejemplo de equilibrio, el Estruch de Sabadell.

4. ¿LAS NUEVAS ADMINISTRACIONES REPITIENDO MODELOS?

Así que en la mayoría de administraciones se están empezando a institucionalizar instrumentos que hasta ahora no le eran propios, herramientas que son características de estructuras más horizontales, más flexibles y en muchos casos poco organizadas. ¿Y que pasa cuando se quieren aplicar estos elementos a cuerpos más densos, de organización jerárquica y vertical y con compartimentos estancos? Pues que como en todas las cosas donde se empieza la casa por el tejado, al final o caen, o tiemblan!

¿Y en las administraciones donde han aparecido nuevas organizaciones, con nuevas maneras de hacer y gobernar? Pues resulta que parece que también se están repitiendo antiguos patrones… ¿Será por las nuevas ideologías versus estructuras demasiado rígidas? ¿Hay una ideología de izquierdas pero no una cultura de la participación? Seguramente las dos cosas. Toparse con grandes estructuras como las de los ayuntamientos, con mecanismos de funcionamiento complejos, y que el engranaje funcione no es fácil. Pero también hay una falta de aprendizaje y conocimiento de lo que quiere decir la participación desde la administración, y desde la ciudadanía: procesos 100% transparentes, vinculantes y aceptados por la mayoría presente. ¡Y cambiar de chip es difícil!

Y seguramente tampoco estas circunstancias sirvan para justificarse del todo, sino, ¿cómo se explican las alianzas, los concursos y las contrataciones técnicas poco claras y publicadas deprisa y corriendo en el Ayuntamiento de Barcelona a personas y empresas de confianza del entorno en Comú por ejemplo? ¿Por la falta de flexibilidad de estos mecanismos? Sí, de acuerdo, entonces por ética y lógica ideológica, cambiemos antes estos funcionamientos obsoletos y dejemos la puerta abierta a todos. Lo siento, pero la rigidez administrativa no es excusa para justificar este tipo de actuaciones, se están repitiendo irregularidades escondidas por la lógica y autolegitimación de quienes han ganado. Y se entiende que quien gana se quiera rodear de personas de confianza, pero para eso hay un cuerpo de trabajadores públicos que deberían responder al buen funcionamiento de los mecanismos técnicos y a la neutralidad ideológica. ¿Cuentos chinos? Quizás, pero se puede. Hagámoslo, construyamos de otro modo, porque sino el ciudadano nunca se creerá la tutela institucional y universal que la administración debería ofrecer a todo el mundo! (ahora tampoco entraré en los silencios y faltas de crítica constructiva que se ha ejercido incluso desde la izquierda más crítica).

Monólogo cultural en el Ayuntamiento de Barcelona, en ‘La Directa’, por Xavi Urbano

5. ¿Y ENTONCES LA ADMINISTRACIÓN, QUÉ?

Con sinceridad tengo muchas dudas, algunos pensamos que las comunidades y los colectivos están ahí, y la sociedad civil es inteligente; entonces Administración, facilita plataformas y herramientas, proporciona espacios en desuso, valora proyectos y marca criterios de interés público, de interés social, de interés sectorial y confía en tu ciudadanía! A partir de aquí, todo se andará e iremos tejiendo entre todos este camino de aprendizaje colectivo.
gestora dispersa1

Teniendo un tejido social tan vivo, las administraciones deberían practicar la proximidad de una manera sincera y mantener la memoria histórica ciudadana, recordando que gracias a los movimientos vecinales, muchos no perdieron la dignidad durante los años de dictadura, una dignidad que sirvió de semilla para las primeras prácticas democráticas que facilitaron el acceso a la mayoría de los partidos que ahora nos gobiernan. ¿Habría que recordar que se trabaja para el ciudadano y para la mejora e interés de las políticas públicas, y la cultura tiene que volver al terreno que le corresponde, y no al puro teatro?

Hasta aquí mi momento loco y disperso, lleno de dudas, de contradicciones y de estupor y temblores… Gracias por la paciencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: