PROYECTOS QUE DAN SENTIDO A LA VIDA

Alix

De pequeña me fascinaban los tebeos y los libros de aventuras que teníamos en casa. Un día mis padres me regalaron un libro que hablaba de un muchacho galo-romano que iba acompañado de su amigo egipcio, y juntos corrían mil aventuras entre soldados romanos y conociendo otros mundos lejanos. El libro se llamaba ‘Les aventures d’Alix’, una serie de cómic francobelga de Jacques Martin, un autor que trabajaba para la revista Tintin. A partir de ese momento empecé a devorar todo lo que de él me llegaba. Ese libro me cambió la vida porque despertó en mí la curiosidad por otras civilizaciones y me llevó a estudiar arqueología e interesarme por saber cómo éramos para llegar a lo que somos como sociedad, intentar comprender procesos y hechos que determinaron lo que es hoy nuestra compleja civilización. ¡Y todavía estoy en ello!

El interés por comprender y recuperar fragmentos de esos mundos que ya no están en su sentido más estricto, pero que permanecen en nuestro adn más profundo, me ha llevado a interesarme por temas relacionados con la recuperación y dignificación de la memoria histórica, especialmente sobre la Guerra Civil, uno de los capítulos más negros y tristes de nuestra historia más reciente y asignatura pendiente de un país todavía poco democrático y transparente como es el nuestro, la reivindicación del patrimonio cultural como uno de los valores de identidad social y territorial más necesarios y menos considerados, así como investigar los mecanismos y herramientas que se necesitan para dar a conocer, divulgar, presionar, reivindicar y reconocer eso tan abstracto que se hace llamar patrimonio y que junto a otros valores sociales, nos dignifican como personas y ciudadanos con memoria para intentar construir un mundo mejor.

La irrupción de la tecnología digital ha permitido que nosotros sujetos sociales pudiéramos relacionarnos sin orden y concierto, generando redes, nodos y todo tipo de señalética multidireccional, intercambiar conocimientos, lanzarlos al vacío y esperar a que alguien cazara nuestro eco y nacieran nuevas sinergias. Y estamos todos en ello, sin saber hacia dónde nos llevará ese túnel del espacio/tiempo digital, aunque albergamos esperanzas de que sus frutos no sean efímeros, o puede que sí, que así nos dé más salsa el juego y nos siga motivando para ir tirando y no dejar de experimentar.

Los más atrevidos nos hemos ido metiendo en esas estrechas redes virtuales empezando por crearnos plataformas digitales como blogs, microblogs, wikis o dialogando con muchos desconocidos desde las redes sociales, la mayoría de cuyas experiencias nos han hecho mirar el mundo con otros ojos, nos han acortado distancias y nos han enriquecido como personas. A eso le llaman el fenómeno internet.

[Internet] es mucho más que una tecnología. Es un medio de comunicación, de interacción y de organización social. Manuel Castells, sociólogo.

La cibercomunidad naciente encuentra refugio en la realidad virtual, mientras las ciudades tienden a convertirse en inmensos desiertos llenos de gente, donde cada cual vela por su santo y está cada cual metido en su propia burbuja. Eduardo Galeano, escritor.

La experiencia me llevó a confiar en ese monstruo virtual con dos blogs, más de cuatro redes sociales y a vivir montones de buenas historias con montones de nuevas personas. Una cosa llevó a la otra y desde hace dos años me encuentro enredada en un proyecto digital relacionado con alguna de mis muchas inquietudes culturales, tecnológicas y sociales, y que me ha permitido conocer espacios, proyectos y sobre todo personas con inquietud y ganas de construir algo: Cafès de Patrimoni, una plataforma de opinión y un espacio de encuentro para personas relacionadas con el mundo del patrimonio.

Cafès de Patrimoni es un proyecto dirigido a fomentar actitudes críticas y favorecer la opinión sobre el estado de la cuestión del ámbito patrimonial, las herramientas de que disponen sus profesionales y qué soluciones se podrían encontrar con la participación de todos los agentes implicados. Trabajamos aspectos de difusión y dinamización en la red y establecemos encuentros puntuales en espacios patrimoniales. Actualmente nuestras propuestas se centran en un tema de debate y luego convocamos una visita a algún espacio relacionado con los aspectos tratados. Hasta ahora hemos tocado temas relacionados con la financiación, las políticas patrimoniales, el turismo, el papel de la sociedad civil, las administraciones públicas y los agentes privados, la comunicación, la gestión pública y privada o el patrimonio como motor de desarrollo territorial.

Queremos poner en común nuestros conocimientos, ampliarlos mediante opiniones de otros profesionales y fomentar la participación y el diálogo como elemento básico de la cultura. Y esto lo vehiculamos mediante este espacio virtual y encuentros informales alrededor de un buen café. Todo ello nos ha llevado a conocer personas interesantes, fomentar comunidad, vivir momentos muy enriquecedores, dolores de cabeza y generar mucho compromiso.

Gracias a esta experiencia y a lo que me dedico en mi día a día en el mundo de la gestión cultural, tengo la oportunidad de poder participar en la docencia de Patrimonio 2.0, un curso online organizado por una de las escuelas de gestión cultural más reconocidas en la red como es Artica Online y desde donde contribuiré con mi granito de arena para que el patrimonio, un cohesionador social y cultural imprescindible, se torne más visible, cercano y participativo con la aportación de las nuevas tecnologías.

Y sí, cierto, todo ello conlleva tiempo, esfuerzo y compromiso, pero también convicción, crecer en valores y aprender cada día algo nuevo… ¡Proyectos que dan sentido a vida!

  1. A mí Alix y Enak no me indujeron a estudiar arqueología. Yo iba para Hª Antigua hasta que se cruzó “Indiana” en mi camino (sí, lo reconozco). Pero recuerdo gratamente aquellas mañanas de verano cuando iba a la biblioteca a por otro volumen de Alix. Al final he acabado entre museos y enredando también con los 2.0. Se me han erizado los vellos leyendo tu post; así que gracias por recordarme la infancia y por mostrarme que hay buenas/os compañeras/os por el camino😉

  2. Palabras inspiradoras Carme. Todos tenemos una historia detras de lo que le da sentido a nuestra vida. ¿Qué seriamos sin aquello que nos moviliza a actuar y desplazarnos a uno u otro lugar en busca de un sueño, un anhelo o una esperanza? Tu post me recuerda la letra de una canción de Silvio Rodríguez llamada “En busca de un sueño”. En ella una frase dice “en busca de un sueño tallaron la piedra, en busca de un sueño Dios vino a la tierra”.
    Gracias por compartirlo.

    • carmemix

      Gràcies Amilcar por tu comentario, eso de ‘desnudarse’ un poquito cuesta, pero es un ejercicio espléndido para darnos cuenta, precisamente, de lo que cuentas🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: