PEQUEÑOS APUNTES SOBRE GRANDES CUESTIONES: ¿’ONLY’ COMUNICACIÓN?

cub de Rubik apaginapuntnet

Continuando con las reflexiones y las dudas que me generó todo un día de intensas conferencias en la XXVI Jornada de la Red de Museos Locales y que ya reflejé en un primer post (en català), hay algunos aspectos que se fueron tratando por separado que están intrínsecamente relacionados y que pierden sentido si no se les trata en su conjunto , como un cubo de Rubik cuando mueves una pieza y se descolocan otros. E intentaré explicarme:

La participación y el retorno social (que comenté más extensamente en el otro post) . ¿Hablamos de política de públicos, museo inclusivo, servicio a la comunidad? Se dijo que participación/retorno social son conceptos aún no suficientemente definidos y consensuados. Sin embargo, algunos asistentes comentaban los casos del Museum of Liverpool , Rijksmuseum y RiverSide Museum con buenos ejemplos de compromiso social, creatividad, de ciudadanos generadores de contenidos, de fomentar el hábito social de ir al museo y de potenciar las acciones de compartir y difundir.

La comunicación. Se explicó la gran tarea del Rijksmuseum, un ejemplo excelente de estrategia comunicativa, con una cuidada imagen, buenas campañas publicitarias, eficiente difusión en redes y una estrategia de contenidos magnífica con la digitalización de sus colecciones y la dinamización entre sus públicos mientras el espacio estuvo cerrado por mejoras estructurales, y también sobre las novedades de ahora.

  • Y ahora algunas apreciaciones para mí indispensables.

– Aparte de que el sistema haya interpretado a su manera el retorno social y la participación como meros productos de consumo más, un ‘valoro hacerme social, aumenta mi prestigio y por lo tanto puedo vender más’ (aquí un post anterior que trataba sobre medir el retorno social de la cultura), quizás también nos deberíamos plantear que la tecnología digital- donde entra el uso de las redes sociales -, es una de las herramientas indispensables para que estas nuevas necesidades sean más efectivas. Por tanto, hablaríamos de que la nueva comunicación digital no es sólo marketing o hacer divulgación, sino que es una nueva manera de trabajar para permitir que los procesos de participación y el retorno social que conlleva esta participación se hagan realidad, en consecuencia en el entorno cultural y en el museo todo se transforma, la metodología se ve modificada inevitablemente y el instrumento comunicativo se convierte en una nueva forma de trabajar.

– ¿Cómo son nuestros ciudadanos, nuestros públicos? Nuestros consumidores, aquellos a los que dirigimos nuestros esfuerzos para hacerlos venir a nuestro espacio son mucho más exigentes. Con el acceso a la tecnología y a la información, les gusta elegir, consumir a la carta, que los sorprendas, que les hagas propuestas a medida y personalizadas, quieren ser parte activa de lo que experimentan, miden su gasto y también invierten su dinero en lo que piensan que vale la pena. Por lo tanto, nuestro consumidor es cambiante, infiel, líquido, camaleónico y toma las decisiones menos predecibles! ¿Y cuál es la solución? Pues quizás de momento ser tan dinámicos y tan camaleónicos como ellos. ¿Y estamos preparados?

– La tecnología está cambiando la forma de trabajar y ordenar la realidad, nos afecta en la velocidad en que hacemos las cosas, cómo consumimos, cómo nos informamos… La tecnología y, en consecuencia, el proceso de comunicar ya no es hacer difusión, la tecnología y la sociedad digital obliga a rediseñar procesos. La irrupción de la nueva tecnología en nuestra sociedad ha alterado nuestros sistemas de producción y nuestros sistemas de transmisión de conocimiento, hemos pasado del espacio público y oral al espacio digital y privado y/o compartido, con consecuencias sociales relevantes de identidad, de participación o de propiedad, ahora cualquiera puede generar contenidos en la red y en tiempo real. También los modelos de negocio cambian, los productos se transforman en servicios (24symbols para leer libros online, Filmin para ver películas, Spotify para escuchar música, las redes para relacionarme, etc.). Y los profesionales debemos aumentar nuestras competencias. Estamos ante una auténtica revolución, un cambio histórico rompedor, y por lo tanto tal y como explica mejor en este imperdible vídeo Genís Roca, arqueólogo y uno de los mejores conocedores de la sociedad digital, estamos ante una tecnología irruptiva y sin retorno.

– Los nuevos lenguajes digitales. Hemos pasado de un proceso mental reposado que consistía en relacionar datos e información a procesos de aprendizaje rápidos y conexiones sincrónicas, a nuevas maneras de relacionarnos y nuevas maneras de interpretar nuestra realidad, que sufre constantes desdoblamientos entre la identidad virtual y la real. Nuestros hábitos están cambiando, buscamos la información en diferentes dispositivos y seguimos sus historias, generamos contenidos y experimentamos con nuevas formas de participación. Por lo tanto, la necesidad de contar historias en diferentes canales comunicativos obliga a dedicar a cada uno de estos medios contenidos diferentes y a la vez complementarios … ¡Estamos ante las narrativas transmedia!
Rubik's Cube

¿Y donde estamos ahora? Según el concepto que se propone de museo social, si el museo ha de ser un espacio de mediación social, que debería promover el diálogo entre colecciones y la sociedad y las herramientas sociales y digitales deben propiciar esta experiencia participativa, hacer una estrategia comunicativa basada en las redes se convierte en algo más que comunicar (y algunos profesionales de la comunicación deberían ponerse las pilas). Si este debe ser el camino inevitable, el profesional de la comunicación se convertiría en el responsable, junto con los especialistas de educación y públicos, de conducir este proceso que, inevitablemente, va in crescendo.

Pero no lo dejaría aquí, iría más allá recordando que la participación deberá ser proactiva y ejecutiva, el proceso participativo deberá ser un derecho más del ciudadano, una cuestión de ‘ justicia social ‘ donde él será el prescriptor, donde su intervención marque las directrices de la gestión del propio espacio, bodas indias incluidas, un espacio común y público como son todas las instituciones museísticas públicas, a pesar de que a menudo nuestros políticos se olviden.
(y aquí un texto imprescindible de JM Insúa sobre los entornos virtuales )

Y por último, si la participación y el retorno social necesitan de procesos, nuevas tecnologías y herramientas comunicativas digitales para funcionar, el proceso comunicativo actual es y será algo más que ‘only ‘ comunicación, será el cubo de Rubik mágico que gira para tener todo el rompecabezas en su sitio.

Espero haber sabido transmitir bien el mensaje … ¡Adelante y a arremangarse!😉

(imagen: cubo de Rubik apagina.net)

Un Comentario

  1. Pingback: DESACIERTOS EN LA GESTIÓN DIARIA DE LA COMUNICACIÓN CULTURAL | CARMΣMIX l'estraperlista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: